Rehabilitan derechos suspendidos a empresario chiclayano

Conforme lo establece la sentencia condenatoria de primera instancia impuesta a Jan Bernhard Rigg, la pena de 4 años que se le impuso, se computa desde el 28 de abril del 2008 hasta el 28 de abril del 2012. “En consecuencia, a la fecha se ha cumplido con el plazo de 4 años, por tanto he quedado rehabilitado automáticamente y  por tanto, anulado mis antecedentes policiales, judiciales y penales; en consecuencia, ninguna autoridad ni particular me puede calificar o sindicar como delincuente”, señaló el empresario chiclayano.

Como se recuerda, ante el Vigésimo Juzgado Penal de Lima se siguió proceso penal sumario contra Jan Bernhard Riggs, por la supuesta comisión de los delitos de estafa y uso de documentos falsificados, previstos en los tipos penales de los artículos 196 y 427 del Código Penal de 1991. El 28 de abril del 2008 Jan Bernhard Riggs fue condenado a 4 años de pena privativa de la libertad, suspendida en su ejecución por el periodo de 3 años.

El artículo 69 del Código Penal Peruano señala expresamente que procede la rehabilitación automática del condenado Jan Bernhard Riggs al haberse extinguido la pena privativa de la libertad impuesta mediante sentencia del 28 de abril del 2008, por el cumplimiento del plazo de la pena impuesta de cuatro años suspendida en su ejecución por un periodo de tres años.

La imposición de una sanción penal implica siempre el establecimiento de un plazo. Vencido dicho plazo se extingue automáticamente la pena y con ésta la responsabilidad penal del que fuera condenado. El cumplimiento de la pena constituye un modo normal de finalización de la pena, frente a las restantes causas de extinción de la responsabilidad.

El vencimiento del plazo de pena es equivalente al cumplimiento de un plazo resolutorio, pues implica la culminación de la existencia de ésta. La característica fundamental del plazo resolutorio es que éste opera de pleno derecho. El cumplimiento de la pena no requiere de un pronunciamiento jurisdiccional constitutivo de dicho hecho, pues el transcurso del tiempo basta para que se extinga la pena y, con ésta, la responsabilidad penal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s