Presidente Regional de La Libertad propone intervención de la DISA para establecer impacto ambiental en Casa Grande

Presidente del Gobierno Regional de La Libertad estuvo en Casa Grande analizando la problemática de este distrito azucarero

Buscando la concertación, el presidente del Gobierno Regional de La Libertad, Ing. José Murgia Zannier, propuso la intervención de la Dirección de Salud Ambiental de la Gerencia Regional de Salud, a fin de que realice la medición de los niveles de contaminación ambiental en el distrito de Casa Grande. “Debemos entender el tema en función de la normatividad. Las mediciones de la DISA nos van a dar argumentos para sentarnos a una mesa de diálogo y establecer los correctivos necesarios, creo que es la forma más correcta de proceder”, dijo en la reunión que sostuvo con las autoridades y representantes de las juntas vecinales de este distrito, convocada por el alcalde, Alejandro Navarro Fernández.

Ante la denuncia del alcalde de Casa Grande sobre presunta contaminación sonora por parte de la azucarera, Murgia Zannier instó a la comuna casagrandina a establecer una ordenanza que establezca los límites permisibles de sonido de acuerdo a su realidad. “Estos límites no serán los mismos para Casa Grande que para Farías o en cualquiera de las otras localidades de la provincia. Debe hacerse un diagnóstico de cómo se generan los ruidos molestos Les sugiero que vayan a la municipalidad provincial de Trujillo y soliciten la ordenanza contra sobre el tema que aprobamos cuando yo era alcalde”, dijo la autoridad regional. El alcalde de Casa Grande, Alejandro Navarro Fernández, señaló que a la brevedad posible emitirán esa norma municipal.

Por su parte, voceros de la azucarera señalaron que el ruido producido esta semana es temporal y se trata de soplados de la nueva tubería para transporte de vapor hacia la nueva turbina. Estos tienen una duración de 10 minutos cada 3 horas y se extenderán por una semana. Este procedimiento es necesario debido a que si no se realizará correríamos el peligro de dañar los álabes de la nueva turbina. “Le hemos comunicado previamente a la población sobre esta actividad, se trata de un fábrica no podemos exigir que su proceso de producción sea silencioso. El alcalde nacionalista  tiene una actitud de enfrentamiento constante con la actividad privada”, señalaron.

No es buena la fiesta si no tiene 120 decibeles

Murgia Zannier indico, asimismo, que de acuerdo a su experiencia, son los bailes populares los que generan la mayor contaminación sonora. “Este es un tema cultural, porque para nuestra población no es buena la fiesta si no tiene más de 120 decibeles. En Estados Unidos, usted no puede hacer una fiesta más allá de las diez de la noche y no puede colocar equipos de música. En Trujillo tuvimos que establecer una ordenanza contra los ruidos molestos porque cuando los bailes se hacían en el Club Tell, la gente que vivía en la urbanización El Recreo no podía dormir”, precisó el presidente del Gobierno Regional de La Libertad. Trascendió que, en lo que va del presente año, Casa Grande se ha convertido en uno de los distritos en los que se han realizado más bailes autorizados por la comuna.

No fue invitada la empresa azucarera.

A esta importante cita no fueron invitados los representantes de la azucarera Casa Grande, quienes manifestaron que eso demuestra la actitud de confrontación del alcalde. “Si hubiera deseado llegar a una solución con la mediación del Presidente Regional nos habría citado a la reunión”, puntualizaron.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s